CEOE advierte de las consecuencias de un “Brexit duro”

En un reciente documento el Consejo del Transporte y la Logística de la CEOE muestra su preocupación por los problemas administrativos que pueden surgir para los conductores profesionales entorno a los carnés de conducir, el CAP y los certificados de aptitud profesional, si finalmente no existe acuerdo para el Brexit tras el “periodo transitorio” que finalizará el 31 de diciembre. 

CEOE advierte de las consecuencias de un “Brexit duro”

A pesar de que todavía quedan meses para terminar este año 2020 los responsables políticos de dentro y fuera de España ya están avisando de que las negociaciones entorno al Brexit no avanzan por buen camino. En este sentido hay que recordar que la fecha de finalización para el llamado “periodo transitorio” inicialmente está prevista para el próximo 31 de diciembre

En relación con las consecuencias que pueden derivarse de una posible falta de acuerdo ahora le ha tocado el turno de palabra al Consejo del Transporte y la Logística de la CEOE, presidido por Rafael Barbadillo, que a través de la Comisión Europea ha emitido un documento en el que advierte de los muchos problemas administrativos que un “Brexit duro” puede generar para los conductores profesionales, para las empresas de transporte por carretera y en general para los intercambios comerciales entre el Reino Unido y la UE. 

En su comunicado el Consejo del Transporte y la Logística informa de que sin la existencia de un acuerdo podrían cambiar muchas cosas desde un punto de vista burocrático, entre ellas los Certificados de Competencia Profesional, que dejarían de tener validez a ambos lados del Canal de la Mancha, o los Certificados de Aptitud Profesional (CAP) de los chóferes, que de forma inmediata dejarían de ser aceptados en territorio comunitario y viceversa

Por otro lado, la CEOE también advierte de los obstáculos que para los trabajadores del sector se pueden producir en relación con los carnés de conducir a partir del 1 de enero de 2021, ya que estos permisos quedarían inhabilitados desde el punto de vista de las respectivas normativas de la Unión Europea y del Reino Unido y su validez pasaría a depender de los acuerdos suscritos por cada uno de los estados de forma independiente o bilateral y de aquellas convenciones internacionales que se hayan ratificado en cada caso concreto. 

Finalmente, cuando en diciembre concluya el “periodo transitorio” los chóferes británicos que no dispongan de residencia de larga duración en la Unión Europea y que realicen tráficos internacionales para empresas radicadas en países comunitarios, solo podrán ejercer su actividad laboral previa obtención del correspondiente certificado de tercer país.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *