Coronavirus: Cómo afectará la pandemia a los seguros marítimos

El Clúster Marítimo Español (CME) analizó en su primera jornada online el impacto de la crisis del COVID-19 en el mundo de los seguros marítimos.

puerto marítimo

Bajo el título «Seguros, impacto del COVID-19», el Clúster Marítimo Español (CME) ha celebrado su primera jornada online junto con su socio March RS, cuyos ponentes desgranaron las principales incidencias en las distintas ramas aseguradoras en el ámbito marino.

La pandemia del coronavirus ha supuesto, además de una situación dramática desde el punto de vista humanitario, un impacto de forma radical en la actividad económica mundial, paralizando los negocios y generando incertidumbre. En este sentido, Federico Esteve, presidente de honor del CME, comentó en la ponencia que la Dirección de Marina Mercante, por ejemplo, ya ha encargado un estudio al respecto, y reconoció que conviene ampliar este ejercicio a todos los ámbitos, como el asegurador. De esta forma, el presidente de honor planteó si el mundo asegurador estaba preparado para esta coyuntura y cómo le podía dar cobertura, lanzando algunos de los interrogantes que se suscitan en el sector marítimo.

Fernando Fernández Muñoz intervino en primer lugar, con la ponencia «Paquete general: Comportamiento y reacciones del mercado asegurador, ante el COVID-19, en los seguros generales», exponiendo la situación según los distintos tipos de seguros. Fernández aclaró que una de las principales dudas que han surgido ha sido acerca de si los seguros cubrirían esta situación y, entre los seguros generales, uno de los que más preocupación suscitaba ha sido el seguro médico o de salud. En este sentido, Fernández aseveró que públicamente todas las compañías de salud dieron conformidad a la cobertura ante la pandemia. Además, han facilitado una serie de recursos y herramientas a disposición de instituciones y de la sociedad, con el objetivo de mejorar las coberturas y colaborar en la lucha contra la pandemia.

También en otros ramos de seguros generales, como los de vida, explicó que con carácter general siempre tienen cubierto el fallecimiento. En cualquier caso, el ponente destacó por encima de todo el comportamiento de las entidades aseguradoras en su implicación en la lucha contra la pandemia. Algo que se materializó a través de la patronal Unespa al crear un fondo general de cobertura entre las entidades para cubrir a todos aquellos que están luchando directamente, como el personal sanitario, en caso de verse afectados.

En el ramo de seguros no vida, las coberturas más afectadas son aquellas que protegen los ingresos de las compañías o el lucro cesante. Este punto es el más importante después de las vidas de las personas y su seguridad. El problema es que las coberturas de los riesgos financieros estaban diseñadas para pérdidas producidas por daños materiales, y esta pandemia no los ocasiona.

En cuanto a responsabilidad civil, tampoco existe, puesto que se produce por causa de fuerza mayor. De hecho, el ponente comentó que el cierre de empresas es más «una acción de buena diligencia que todo lo contrario». Lo que sí anticipa es que, con el proceso de desescalada, podrían existir fallos de limpieza o desinfección. Por ejemplo, un empresario sí que podría incurrir en responsabilidad civil, sí se producen contagios en la aplicación de las normas que impongan las autoridades en este proceso.

Las terminales marítimas y operadores logísticos

Por su parte, Alfredo Hernández Llamazares explicó las consecuencias de las alteraciones producidas en el transporte de mercancías. Dichas alteraciones provocan sobrecostes, al modificarse el proyecto logístico original. Estos incumplen lo declarado en la documentación del transporte y pueden ser repercutidos, pero dependiendo del tipo de cobertura y el problema que los ha generado. Por lo que sería necesario estudiarlo de forma individualizada.

La conclusión es que la casuística es tan variada que no hay una aplicación general, si no que se debe analizar cada caso y los tipos de coberturas. Según Hernández, lo más importante es contar con un seguro diseñado y personalizado para la actividad que se desarrolla, aunque no siempre se pueden contemplar todas las opciones que trasladen el riesgo al seguro.

Así afecta a la construcción naval

En el ámbito de la construcción y reparación naval, Cristina del Campo Nieto describió el impacto de la pandemia en las pólizas que ofrecen cobertura al respecto, destinadas a cubrir los daños que sufren los buques durante los trabajos en el astillero.

Sobre esto, aclara que la mayoría de los astilleros se han visto afectados por paralización o retrasos, y si bien este tipo de pólizas no cubren de manera directa los efectos del coronavirus, además de existir muchas exclusiones, sí disponen de muchos instrumentos para plantear alternativas como prórrogas, cancelaciones, regularizaciones, etc. De esta manera, del Campo puso en valor la actualización de la información a la compañía de seguros para negociar el impacto que los efectos de la pandemia puedan tener.

Los riesgos ordinarios de la navegación

En último lugar, Beate Soia señaló tres áreas de impacto relacionados con la navegación, como son los riesgos de contagio para las personas, incluyendo el de los armadores por no poder repatriar a las tripulaciones enfermas; para la operativa del buque, especialmente todo lo relacionado con las actividades de carga y descarga; y los contratos de transporte y fletamento, que obliga a repartirse ahora los sobrecostes por la pandemia.

seguros marítimos en la pandemia

Uno de los aspectos más destacados por Soia fue el movimiento de personas, derivado del cumplimiento de las normativas de seguridad, así como de los tripulantes contagiados. También se refirió a uno de los gastos que más preocupa a los armadores, como son los ocasionados por la cuarentena.

Soia cerró su intervención comentado las diferentes variables que entran en juego en el mundo asegurador ante la actual situación, como son el trabajo en remoto, no sólo el teletrabajo, sino lo referido al teleperitaje, etc. Además, pronostica un incremento de la siniestralidad a corto plazo; así como un recorte de los beneficios por culpa de la caída de ingresos. En su opinión, cree que habrá una serie de limitaciones en el mundo asegurador, pero también que aparecerán nuevos seguros y coberturas derivadas de este contexto.

seguros para embarcaciones

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *