Madrid recupera 11.500 mascotas desaparecidas gracias al microchip

La Comunidad de Madrid confirma que cada año recupera un total de 11.500 animales de compañía que fueron perdidos o robados. Y todo gracias al empleo del microchip de identificación, elemento obligatorio en la región desde 2016 que permite el rastreo del animal para localizar su ubicación.

Mascotas recuperadas en Madrid por microchip

En colaboración con el Colegio de Veterinarios, la Comunidad de Madrid ha facilitado la actualización de datos en el Registro de Identificación de Animales de Compañía (RIAC), incluyendo la información que contiene el chip que debe llevar la mascota y que ayuda a mantener el control sobre su salud y bienestar.

La región madrileña ha confirmado la recuperación de un total de 11.500 mascotas que fueron extraviadas o sustraídas en tan sólo un año. Y es que dicho registro debidamente actualizado permite localizar a un animal que haya sido robado o extraviado y conocer debidamente el estado sanitario en el que se encuentra, con la posibilidad de consultar sus revisiones, vacunas o historial médico. Una actualización que puede llevarse a cabo de manera rápida y sencilla a través de la página web de la campaña Cuidándolos nos cuidamos, patrocinada por la Comunidad de Madrid, o en la propia del Colegio de Veterinarios de la región.

La identificación obligatoria de perros y gatos tiene su origen en 1990, pero desde 2016 y gracias a la Ley 4/2016, de 22 de julio, de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid, se reguló la implantación de microchip a las mascotas, tales como perros, gatos, hurones, conejos y équidos, en tanto que las aves deben ser identificadas mediante anillo desde su nacimiento. Del mismo modo, todos los animales catalogados como potencialmente peligrosos conforme a la normativa deben haber sido registrados.

El microchip homologado se implanta con un código único que valida la RIAC y que gestiona el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid, siendo ésta una gestión de la que se responsabilizan los veterinarios de la región que sean oficiales o colaboradores. Con el objetivo de finalizar de manera correcta el acto de identificación, también se debe solicitar el alta en el Registro de Identificación de Animales de Compañía en el plazo máximo de tres días hábiles.

Tanto la identificación como el registro son herramientas clave para combatir el abandono de animales de compañía, así como la actualización de datos de sus propietarios si se produce un cambio de domicilio o de datos de contacto, que pueden ser comunicados a través del correo electrónico riac@madrid.org.

Finalmente, la Comunidad recomienda seguir una serie de pautas en caso de encontrar a un animal extraviado, como acercarnos despacio, ofrecerle agua y solicitar a un veterinario clínico la lectura de su microchip para realizar los trámites necesarios para localizar a su propietario.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *