¿Por qué es importante que los niños practiquen deporte?

La práctica deportiva es beneficiosa en cualquier etapa de la vida, pero su importancia durante la infancia radica en que durante este periodo es más fácil adquirir hábitos saludables que puedan continuarse durante la vida adulta. Además, el deporte proporciona a los niños grandes beneficios físicos, psicológicos, académicos y sociales.

la natación es un gran deporte para los niños

Gracias a los valores que representa y a los beneficios que tiene para la salud de los menores, el deporte infantil es un derecho reconocido por la Unesco. Todos los niños y niñas deben poder practicar deporte, incluidos aquellos con necesidades especiales o con enfermedades crónicas.

Practicar deporte es una actividad quetiene grandes beneficios en cualquier etapa de la vida, pero es durante la infancia cuando se adquiere el hábito y se incorpora a las actividades diarias. Los expertos coinciden en que durante la etapa infantil el deporte aporta grandes beneficios a cuatro niveles: físico, psicológico, académico y social.

1. A nivel físico

Practicar deporte, junto con una buena alimentación, evita el sedentarismo y es uno de los mayores factores de prevención contra la aparición de enfermedades cardiopulmonares, diabetes, cáncer u obesidad. Además, a los menores les ayuda en el desarrollo de sus huesos y músculos.

2. A nivel psicológico

La práctica deportiva estimula la producción de endorfinas, unas hormonas producidas por el organismo de manera natural que producen sensación de bienestar. Es por ello que las personas que practican deporte son más felices y tienen una mejor autoestima.

3. A nivel académico

La actividad deportiva incrementa el flujo sanguíneo cerebral y este aumento produce una mejora en la capacidad de aprendizaje y la memoria, además de favorecer el establecimiento de hábitos y rutinas de trabajo que pueden aplicarse también en los estudios.

4. A nivel social

Practicar deporte permite a los niños y niñas ganar confianza en ellos mismos, hacer amigos, mejorar sus relaciones sociales y su capacidad de comunicación y divertirse. A través del deporte se aprenden valores vitales para la vida de las personas como el trabajo en equipo, la disciplina, la responsabilidad o la gestión del tiempo. Además, la práctica deportiva evita conductas de riesgo como las adicciones.

Una actividad física para cada edad

No existe un deporte establecido para cada edad, pero si hay que tener en consideración que en los primeros años el desarrollo psicomotor todavía no está completo y por esta razón algunas actividades, como aquellas que requieran de gran coordinación y equilibrio, podrán no ser adecuadas en función de la edad. Durante los tres primeros años los ejercicios que favorezcan el desarrollo de estas habilidades serán los más recomendables.

el ciclismo es un deporte muy popular entre los niños

Entre los cuatro y los cinco años las actividades deportivas deben estar encaminadas al juego para que los niños disfruten de ellas. Desde los seis hasta los diez años lo más adecuado es ofrecer una variedad amplia de deportes, para que sean los propios niños los que elijan el que más les guste. A partir de ese momento hay que tener en cuenta que el deporte escogido se ajuste a las necesidades y los gustos del niño, porque tan sólo de esta manera su práctica se podrá prolongar en el tiempo.

La competición es otro de los aspectos a tratar dentro del deporte infantil. Esta no debe tener un papel principal durante el desarrollo de los niños y se recomienda que en esta etapa se practiquen mejor deportes de equipo, aunque no se pueden dejar de lado los individuales en caso de preferencia del menor.

Si tienes dudas sobre qué deporte pueden realizar tus hijos lo mejor es dejarte asesorar por profesionales. Su médico podrá aconsejarte en función de sus características y será el responsable de realizarle una evaluación médica de forma periódica.

¿Se deben hacer revisiones médicas deportivas a los niños?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los niños deben realizar un mínimo de sesenta minutos diarios de actividad física de intensidad moderada. Esto les ayudará a evitar los estilos de vida sedentarios y desarrollar hábitos saludables.

cualquier deporte de equipo es bueno para la infancia

Si tomamos como base la recomendación de la OMS, y para que la actividad física que el menor practique sea lo más segura posible, se aconseja realizar a los niños revisiones médicas deportivas periódicas.

En estos reconocimientos se valorará el estado de salud general, la condición física y se podrán detectar e identificar posibles patologías no diagnosticadas. Además, se podrán aprovechar las consultas para educar en materia de alimentación, de sanidad y de práctica deportiva. Solo el personal médico cualificado deberá realizar estos reconocimientos médicos. Estos facultativos deberán completar la historia clínica del menor. Para ello deberán realizar pruebas como la antropometría, la exploración física poniendo especial atención en el aparato locomotor o el electrocardiograma. A partir de los catorce años, y siempre que se practique un deporte federado o se superen las siete horas de práctica deportiva a la semana, se deberá hacer una ergometría o prueba de esfuerzo. Estas revisiones se deben realizar cada dos años

seguro médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *