El primer monovolumen de la historia se llamaba Stout Scarab

En 1935 se lanzaba al mercado el Stout Scarab, un vehículo obra del diseñador William Bushnell Stout. Este automóvil, considerado como el primer monovolumen de la historia, combina la habitabilidad, el confort y la versatilidad con materiales de lujo y las últimas innovaciones tecnológicas de la época. Te contamos su historia a continuación. 

Stout Scarab

William Bushnell Stout fue un inventor, ingeniero y diseñador estadounidense que destacó a principios del siglo XX en la industria de la automoción y la aviación. Sus logros y conocimientos le llevaron a ser ingeniero jefe de Packard Motors y a fundar dos empresas. Por un lado, Stout Metal Airplane Company, compañía con la que diseño un avión que finalmente compraría Ford Motor Company y sería bautizado como Ford Trimotor. Por otro, Stout Engineering Company, con la que en 1932 crearía el primer prototipo del que sería el primer monovolumen de la historia, el Stout Scarab

La forja del Stout Scarab 

En 1919 William B. Stout fundaba en Dearborn (Michigan) la compañía Stout Engineering Company, que se dedicaría al desarrollo y diseño de automóviles. Por desgracia, hubo que esperar hasta 1932 para poder ver el primer prototipo del Stout Scarab

Este prototipo estaba inspirado en modelos con motor trasero que se venían desarrollando en Europa, como el Mercedez-Benz 130. Sin embargo, a diferencia de los modelos compactos y económicos europeos, Stout apostó por un gran vehículo de lujo que aunará habitabilidad, comodidad, versatilidad y la última tecnología de la época. 

Como hemos dicho, el Stout Scarab se mostró al público por primera vez en 1932 pero no pasó a producción hasta el año 1935, un año después de que Stout rebautizará a su empresa como Stout Motor Car Company. 

¿Cómo era el Stout Scarab? 

Para desarrollar el Stout Scarab, William B. Stout aplicó sus conocimientos de aeronáutica cumpliendo con los requisitos del extendido movimiento Streamline que centraba todo el diseño en torno a la aerodinámica.  

Stout Scarab

En cuanto al diseño, factor del que existen dudas sobre la autoría entre John Tjaarda o el propio Stout, era completamente del estilo Art Decó y favorecía el flujo de aire gracias a unos pasos de rueda integrados, un parabrisas inclinado y unas ruedas traseras carenadas. Además, la ausencia de estribos, los paragolpes cercanos al cuerpo del vehículos y las bisagras y manecillas ocultas de las puertas mejoraban dicha aerodinámica. 

La mecánica del Stout Scarab también era distinta. Frente a los modelos de motor delantero y tracción trasera que perdían habitabilidad, Stout apostó por colocar el motor V8 de Ford en la parte posteriorJunto a este propulsor de 100 CV también ubicó la transmisión automática de tres velocidades lo que dejó gran espacio libre para el maletero. 

Esta nueva configuración permitió que el modelo de Stout montara una estructura monocasco. Además, le otorgó una mayor habitabilidad interior gracias al suelo completamente liso y al espacio extra en el habitáculo que proporcionaban la ausencia de estribos laterales y la gran distancia entre ejes del vehículo. 

El Stout Scarab no fue solo el primer monovolumen de la historia. También fue el primer vehículo con la mayor parte de su chasis construido en aluminio y el primero en incorporar suspensión independiente en las cuatro ruedas con amortiguadores helicoidales lo que ofrecía un gran nivel de confort durante la conducción. 

Stout Scarab

Las puertas también supusieron una ruptura de los cánones. De hecho, el Stout Scarab contaba únicamente con dos puertas de acceso. La primera, se situaba en el lado izquierdo y daba acceso únicamente al asiento del conductor. La segunda, ubicada en el lado derecho, estaba ligeramente más retrasada de modo que tanto el copiloto como los pasajeros de los asientos traseros pudieran acceder

En materia de asientos, cabe destacar que el del conductor era el único que estaba anclado fijo al suelo. El resto se podían mover proporcionando una modularidad nunca antes vista. De hecho, se podía montar un salón con una pequeña mesa dentro del vehículo. 

Para terminar, no podemos olvidarnos del frontal y la trasera del primer monovolumen de la historia. Por su parte, el frontal del Stout Scarab era corto y de gran aerodinámica. Esto fue posible gracias a la reubicación del motor, lo que también permitió adelantar la posición del asiento del conductor.  

Sin embargo, esta misma reubicación del propulsor supuso que la trasera se elevase y perjudicara la visión lo que, unido a la ausencia de retrovisores por cuestiones de aerodinámica, complicaba ciertas maniobras con un vehículo de casi cinco metros de largo. 

Stout Scarab

Lo que pudo ser 

William B. Stout creó el Stout Scarab pensando en lanzar una edición limitada de cien unidades que se producirían en la planta de Dearborn. Sin embargo, finalmente solo se fabricaron a mano nueve unidades, todas ellas diferente entre sí. 

Gran parte de la culpa del fracaso reside en su diseño transgresor, algo que no se asentó entre el gran público. Además, el elevado precio del vehículo lo alejó de las posibilidades de muchos estadounidenses. Y es que, cabe recordar que el Stout Scarab era más caro que algunos de los modelos más lujosos del momento. 

Actualmente, y aunque existen fallos en el registro, de las nueve unidades producidas solo se conservan cinco. Una de ellas se encuentra en el Museo del Transporte de Owls Head. 

Stout Scarab

Un segundo intento 

Cuando se inició la II Guerra Mundial, William B. Stout dio un giro radical a su línea de negocio y aprovechó sus conocimientos para producir aviones de combate. Posteriormente, con el final del conflicto, la actividad de la empresa coció a centrarse en los automóviles. 

El primer proyecto en el que se embarcó fue el Project Y-46, que reutilizaba la idea del Stout Scarab pero introduciendo mejoras y adaptando el diseño a los gustos del público. Así, en 1946 veía la luz el Stout Scarab Experimental. Se trataba de un automóvil fabricado en fibra de vidrio al estilo de un sedán y con parabrisas panorámico.  

Al igual que su antecesor, mantuvo intacto su espacio y habitabilidad interior y su estructura monocasco pero, por primera vez, montó una suspensión neumática

El Scarab Experimental encontró grandes fabricantes dispuestos a comercializarlo, sin embargo, como ocurrió con el Stout Scarab, el precio era demasiado elevado para los maltrechos bolsillos de la postguerra. 

De esta manera, el Stout Scarab Experimental se quedó en un prototipo y la única unidad producida se quedó en manos de William B. Stout, quien lo utilizó como su vehículo personal hasta 1951.

seguro coche antiguo

Un comentario

  1. Hay que reconocer que era feo de cojones jajaj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *