El sueño de los perros al descubierto

Los perros emiten gruñidos y realizan movimientos espasmódicos mientras duermen debido a la ausencia de Bulbo raquídeo. Esta parte del cerebro es la que se encarga de anular los movimientos durante el periodo de sueño REM, que al no estar presente, permite entrever las actividades que realiza nuestra mascota durante la visita de morfeo.

El sueño de los perros

Todos hemos visto como nuestra mascota gruñe y realiza movimientos mientras duerme y en algún momento hemos pensado qué será lo que ocupa su mente durante este tiempo. Cuando nuestra mascota alcanza la fase de sueño REM -Movimiento Rápido de los Ojos en inglés- los músculos de su cuerpo se paralizan.

La mayoría de los mamíferos realizan esta inmovilización por razones de seguridad. El bulbo raquídeo es el encargado de detener los espasmos y los movimientos con el objetivo de evitar que el animal se dañe con sus movimientos o caiga desde altura si pernocta por ejemplo en un árbol.

Por el contrario el cerebro de los perros carece de bulbo raquídeo, por lo que nada evita que su cuerpo se mueva mientras se encuentran en fase REM. De este modo como resultado de investigaciones se sabe que las reacciones y movimientos que tienen los perros durante el sueño se deben al recuerdo (sueño) de actividades que han realizado durante el día.

De esta manera mientras duermen los perros generan impulsos cerebrales similares a los que realizan mientras corren, siguen un rastro o interactúan con otros perros, razón por la cual en ocasiones pueden llegar incluso a emitir ladridos.

Las ondas cerebrales que emiten los perros son muy parecidas a las que genera el cerebro humano y los estudios revelan que la actividad cerebral que los perros tienen durante la noche es muy similar a las que presentan durante el día. Además, según los registros eléctricos que se han documentado en los hipocampos caninos, existiría un patrón de repetición durante los periodos de sueño en fase REM.

Tras quedarse dormidos los perros inician su primer sueño en un periodo de tiempo bastante breve. Las señales de este sueño son evidentes, ya que la respiración se vuelve más agitada y se inician los espasmos musculares. Toda esta actividad viene acompañada de un movimiento intenso de los globos oculares.

Con el análisis de los datos los investigadores concluyen que durante sus periodos de sueño los perros tienen experiencias muy parecidas a las humanas, siendo frecuentes los momentos de ensoñación con sus dueños, las persecuciones o los juegos que han llevado a cabo durante el día.

seguro veterinario para perro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *