Vacaciones perfectas para tu gato: Una GUÍA RÁPIDA para organizarlas

gato de vacaciones

Quienes tienen un gato (o varios) como mascota también se van de vacaciones. Y bien saben que son animales maravillosos, pero con sus particularidades. Por eso hemos preparado esta guía rápida con algunos consejos para conseguir que sean una vacaciones perfectas… también para tu mascota.

A medida que tratamos de volver a la «nueva normalidad» tras unos meses de absoluto confinamiento, y con la llegada del verano, somos muchos los que anhelamos escaparnos para tener unos merecidos días de descanso y desconexión. Está siendo un año complicado para todos y, más que nunca, las vacaciones parecen ese elixir mágico que nos ayudará a recobrar las fuerzas para afrontar lo que esté por venir. Sin embargo, como dueño de un gato, al planificar tus vacaciones, es muy importante que también consideres cuáles van a ser las condiciones de estos días para tu amigo felino.

Y es que los gatos, más que ningún otro animal, son amantes de su entorno, su territorio y de sus rutinas. Lo que convierte en todo un desafío prepararles unas vacaciones. A nosotros, como es lógico, nos encanta aprovechar estos días para, precisamente, salir de nuestro hogar y abandonar la rutina. Pero tu gato puede desear todo lo contrario e, incluso, puede causarle malestar y estrés este tipo de planes. arreglos de vacaciones para su amigo felino. 

Para ofrecerle a tu gato unas vacaciones en las que él también disfrute y pueda relajarse al máximo, desde el portal británico veterinario Four Paws nos proponen las siguientes opciones. Todas pensando en las vacaciones gatunas perfectas…

Deja que tu gato se quede en casa:

  • Tu gato siempre será más feliz en su propio hogar. Así que la mejor solución para tu gato siempre será quedarse en casa cuando sales de viaje.  Pero en esta circunstancia, claro está, lo ideal es que algún familiar o persona de absoluta confianza acuda para cuidar de él y de que no le falte agua, alimento, ni ninguna otra cosa.
  • La alternativa, si no puedes conseguir que nadie se mude, es encontrar un cuidador de gatos (sí, busca en internet, ahora también es fácil encontrar cuidadores de gatos y paseadores de perros). Una persona que se encargue de visitar a tu felino al menos un par de veces al día para darle su comida, un poco de compañía y limpiar su caja de arena.

Llevar a tu gato a casa de un amigo:

  • Si tu gato no puede quedarse en tu casa cuando viajes, por la circunstancia que sea, siempre podrás llevarlo a casa de un pariente cercano o de una amistad de confianza. A poder ser que conozca bien al animal, para que éste no se sienta totalmente desubicado. Y que se asegure de que el gato permanece allí sin escaparse (algo que puede suceder con relativa facilidad si el gato se estresa por el cambio de ubicación).

Hoteles para gatos:

  • Si no puede pedirle a nadie que se mude o que cuide a tu gato, siempre existen excelentes opciones de alojamiento de vacaciones pagadas para gatos. Y es que recurrir a profesionales siempre es una gran opción. Eso sí, infórmate muy bien antes e investiga un poco. Porque a veces lo barato sale caro y es mejor pagar un poco más para garantizar el bienestar de nuestro querido felino. Asegúrate de que el centro donde lo dejes cuente con personal cualificado y suministros veterinarios.
  • Un buen hotel de mascotas con profesionales preparados ofrece recintos especialmente diseñados, con comida de buena calidad. Además de brindar interacción diaria a tu gato con personal capacitado. Además se encargarán de medicarlo bajo la supervisión de un veterinario si está siguiendo algún tratamiento o sufre cualquier tipo de problema de salud.

Lleva a tu gato contigo:

  • Si no va a viajar muy lejos durante tus vacaciones también cabe la posibilidad de llevarte a tu gato contigo. Lo que significa que su minino podrá seguir «cuidando de ti» durante tus vacaciones. Eso sí, esta es una opción que tenemos que valorar con mucho cuidado. Primero hemos de cerciorarnos de que nuestro destino permite mascotas. Y por otro lado debes tener en cuenta si el viaje será demasiado estresante para tu gato.
  • Los vuelos en avión con un gato, hemos de apuntar, sólo deben considerarse como el último recurso. Viajar en avión extremadamente estresante para cualquier felino y sólo deberías recurrir a ello si planeas viajar muy lejos y quedarte por una larga temporada.
  • Sea cual sea la opción que acabes eligiendo, recuerda que los gatos son muy estresables. Y que el hecho de sacarlo de su rutina o de su entorno, ya sea con un amigo, en un hotel para mascotas, o contigo en un hotel o apartamento, es algo que debes estar seguro que puedes hacer sin causarle excesivo malestar.

Kit esencial para viajar con gato:

Por último, cuando salgamos fuera de vacaciones con nuestro gato, hay una serie de elementos que jamás debemos olvidar. Aquí te dejamos nuestra lista de imprescindibles:

  • Transportín
  • Cuencos de comida y agua
  • Comida
  • Cama de gato
  • Caja de arena y arena
  • Medicinas (en caso de tomarlas)
  • Cepillo
  • Rascador
  • Juguetes

Por último aprovechamos la ocasión para recordarte que es fundamental que tu mascota felina cuente con su correspondiente microchip, con tus datos actualizados en el mismo. Así, si se escapase o extraviase, sería mucho más probable que quien lo encuentre pueda llevarlo a un veterinario y éste te localice para ir a recogerlo.

Además contar con un seguro que incluya asistencia veterinaria es también algo que nos permitirá viajar con nuestro gato con todas las garantías. Tanto si se extraviase como si sufre cualquier tipo de problema de salud.

seguro veterinario para perro

Jorge Monroy Criado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *