Virus del Nilo: El objetivo es detectar casos no diagnosticados

Investigadores veterinarios de la Universidad de Extremadura estudian la seroprevalencia del virus en caballos de la región, concluyendo que existe una elevada incidencia. Por ello, resaltan la necesidad de contar con programas de vigilancia de salud pública para detectar casos no diagnosticados.

Impulso al Programa de Cría del Caballo de Pura Raza Española

El virus del Nilo Occidental continúa dando que hablar tras el quinto fallecimiento de otro de los contagiados, además de varios ingresados y alguno de gravedad en la UCI en la provincia de Sevilla. Ante el avance de la enfermedad, que recientemente ha llegado a Cataluña tras dar positivo un caballo de la zona de Montsià, un grupo de investigadores de la Universidad de Extremadura y del Centro de Investigación de Sanidad Animal del Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias (INIA-CISA) han querido profundizar en la seroprevalencia del virus.

Los resultados no engañan y confirman la existencia de una alta incidencia en caballos de la región extremeña, por lo que con ello los científicos advierten de la necesidad de contar con programas de vigilancia de salud pública mediante los que detectar casos no diagnosticados en la población. Esto se justifica en el estudio de forma que uno de los principales problemas se encuentra en el infradiagnóstico de esta virosis tanto en animales como en personas. Es por que instan tanto a veterinarios como a médicos a tener en cuenta este virus en la batería de posibles causas etiológicas de enfermedad una vez que se presenten individuos con síntomas compatibles con esta afección.

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha informado del fallecimiento de una mujer de 87 años en el Hospital de Puerto Real (Cádiz), y del contagio de un total de cinco personas en la provincia gaditana, con tres hospitalizados y uno en UCI. Desde la Universidad extremeña, aseguran que «aunque se sabía que el virus estaba circulando por otras zonas de España, este estudio tenía como objetivo conocer la realidad del virus del Nilo en Extremadura y determinar si había circulación entre zonas. Para ello, se realizó un completo análisis de seroprevalencia entre équidos y se analizaron los factores de riesgo asociados a la exposición del virus«.

Alta incidencia en la seroprevalencia

Los autores han analizado para este proyecto un total de 725 équidos, de los que 143 caballos dieron positivo en el virus, lo que supone una seroprevalencia del 19,72%. También se hallaron anticuerpos específicos contra el virus Usutu (USUV) en 11 equinos, siendo este un virus muy similar al del Nilo Occidental y que ha sido detectado por primera vez en la comunidad extremeña.

Eva Frontera, investigadora principal y profesora del área de Parasitología de la Facultad de Veterinaria, confirmó la sospecha por parte del equipo que lidera que pudieran encontrar ambos virus, pero reconoce la sorpresa por la alta prevalencia en lo que respecta al virus del Nilo. Los resultados han sido publicados en la revista de prestigio Transboundary and Emerging Diseases.

Los expertos llaman a la calma

Si bien los resultados especifican una incidencia alta, estos investigadores han querido también lanzar un mensaje de tranquilidad recordando que los caballos no pueden contagiar a las personas. Ello no implica que sea menos importante o necesario ampliar los programas de vigilancia de salud pública, con el objetivo de detectar casos no diagnosticados en la población.

Del mismo modo, también se recomienda la vacunación de los équidos frente al virus del Nilo, puesto que hasta el momento no existe vacuna para los humanos. Eso sí, a la población se le recomienda por parte de estos autores «tomar medidas preventivas para evitar la picadura de mosquitos, como utilizar repelentes eficaces, especialmente entre el amanecer y el atardecer, además de colocar mosquiteras en puertas y ventanas, utilizar ropas que cubran la piel, eliminar posibles focos de cría de mosquitos en patios, terrazas y jardines, especialmente agua estancada sin clorar, etc.».

seguro para caballos

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *